Materias

Criterio: la importancia de una buena selección

Se concibe el Plan de Lecturas cómo una línea permanente de formación en el Centro, en el que se integran medidas de acción para el fomento de la lectura y una adecuada selección de libros, que abarque todos los niveles educativos, para ofrecérselo a los profesores y que les facilite su tarea educativa. 

En este Plan se hace una cuidada selección de libros, porque para conseguir integrar la lectura en la vida de los niños y convertirla en el instrumento formativo fundamental que debe ser, es imprescindible valorar y analizar, seleccionar y eliminar. No todos los libros cumplen la función que nos proponemos darles en la educación, e incluso los que sí pueden cumplirla no son igual de válidos en todas las circunstancias o a todas la edades.

Una adecuada selección habrá de tener en cuenta los intereses de los niños, que van desde lo fantástico a lo aventurero, o el mundo animal, la naturaleza y el hombre. Las obras infantiles deben ser divertidas, apasionantes, reales, verdaderas, con validez moral, serenidad psicológica, claridad en las exposiciones, continuidad del interés. Y un texto con una presentación atractiva, en conexión con los intereses del niño y ajustada a su nivel lector. Todos esos factores han de combinarse en las proporciones justas, sabiendo que el grado de desarrollo y maduración de cada niño es determinante para provocar su interés.

No hay que olvidar los escollos que se pueden encontrar en la literatura infantil, que empujan a los lectores a alejarse de ella. En edades tempranas, cuando el hábito lector es sólo embrionario, una mala selección de libros puede provocar el efecto contrario al que se busca. Los libros de carácter demasiado didáctico o moralizante, los que tratan a los lectores como carentes de inteligencia, los que caen en el infantilismo, la ñoñería o la superficialidad pueden provocar rechazo de la lectura. También los libros prematuros, adelantados a lo que el niño está preparado para asimilar.

Los criterios fundamentales que sigue TROA a la hora de seleccionar libros para el Plan de Lecturas son los siguientes: 

  • Calidad literaria.
  • Contenido profundo, inteligente y positivo.
  • Ajustado al grado de comprensión lectora en función de la edad.
  • Transmisión de valores para contribuir a una formación integral y crecimiento personal.

 

Lo que quiere lograr TROA con este Plan es fomentar la lectura en todos los niveles de la enseñanza, desde la Educación Infantil hasta el Bachillerato, y su práctica deberá convertirse en algo habitual. 

El siguiente paso, nada desdeñable, será hacer de esta actividad algo imprescindible en la vida de los estudiantes como forma de satisfacción, esto es, lograr que adquieran el gusto por la lectura en sí y la conviertan en uno de los medios decisivos para relacionarse y entender la sociedad y la cultura que les rodea.

Volver